David Acosta Tovar: “En Venezuela carecemos de oportunidades para los pintores”

Sus recientes trabajos pictóricos están inspirados en el caballo,  fiel amigo del hombre. Según él, desde la prehistoria los caballos han sido factor importante en el desarrollo humano.

 

DAVID ACOSTA TOVAR admira profundamente a Picasso.

Caracas, especial.- Llevo muchos años conociendo a DAVID ACOSTA TOVAR y admirando sus obras. Pero nunca me había dicho qué sentía por el arte que tanto domina y que tantas satisfacciones le ha traído.

“Pinto buscando una nueva expresión dentro del color con una técnica de un producto químico que nos es nada nuevo. Es  tan antiguo como la porcelana. Esto es una tinta que produce una transparencia luminosa y así propongo un mundo de figuras humanas que flotando en un sueño surrealista pertenezcan a nuestro mundo americano. Mientras nuestras expresiones o estilos se parezcan menos a los demás, seremos más originales: En el arte, el valor máximo es la originalidad. Por eso seguiré luchando aunque estoy seguro de que el artista jamás llegará a culminar su arte ya que este es infinito”. Sus propias palabras para una definición precisa de lo que tanto domina, la pintura.

Desde 1.971 anda recorriendo países buscando nuevos horizontes, nueva formulas, otros escenarios. Un mundo distinto aunque siempre relacionado con los que más sabe  hacer: pintar.

Su nueva propuesta, son los caballos con quienes se siente plenamente identificado.  ¿Por qué los caballos y no los perros…? ¿O los elefantes…?

-Sencillamente porque es el animal más importante que ha tenido el hombre.  Sin ellos no hubiésemos evolucionado. Nos movilizamos por  ellos, se hicieron los medios de transporte por ellos. Es una especie elegante. Su estética es única. Desde la prehistoria los caballos han sido factor importante en el desarrollo humano. Hasta en el deporte, han sido los más destacados. La equitación, el polo y las carreras de caballos, por citarte tan solo algunas. El caballo es un cúmulo infinitivo para el hombre.

 

El caballo es el principal protagonista de sus obras actuales. Siente pronfunda admiración por este animal.

En un mundo tan complicado y lleno de sorpresas y pesares, ¿cuál es tu propuesta con el arte?

-Estar siempre a la vanguardia y encaminarme hacia propuestas concretas.  Mi aspiración es hacer una sintesis de mis pinturas. Tengo muchas y gran parte de ellas sin estrenar. No quiero exponer ni participar por ahora en galerías porque pienso que eso limita a los artistas. Los quema. Una vez que un pintor se presta para un exposición, corre el riesgo de quemarse. Puedes vender algunas obras y ¿las otras? ¿qué haces con ellas? Afirmó en tono muy seguro.

-Tu opinión sobre la pintura actual en Venezuela?

-Está casi nula. No existen academias ni buenos lugares para estudiar. Estamos estancados. No hay oportunidades para salir adelante. Lo único importante a mi juicio es la Sala Michelena. Hace muchos años existían otras alternativas. Más de ocho importqante salones de exhibición. Nos hemos quedado en el tiempo.

-Entre tantos buenos pintores venezolanos de la actualidad, ¿en qué lugar te ubicas, según tu propio criterio?

-No me considero un buen pintor, pero sí soy un pintor distinto con un camino donde nunca voy a llegar. Mi meta es el infinito. Siempre mientras pueda, ofreceré algo diferente.

-¿Te copias de alguien importante?

-No, nunca. Pero si me preguntaras a quien  admiro, no vacilaría en decir que a Picasso. Cada vez admiro  más sus obras. De los venezolanos, siento profunda admiración por Cruz Diaz y por Soto.

-¿Tu plaza más importante?

-Dinamarca. Duré 14 años exponiendo en Escandinavia.  Nunca olidaré mis años en Copenhagen. Viví en España. Estudié en  Roma, Italia, en la Academia de Arte Moderno.

“Las obras de David Acosta Tovar se sitúan en un ambiente intimista para hacerlo también protagonista de lo fantástico”. Así lo describió  la destacada  crítica de arte Bélgica Rodríguez.

 

En su taller de Caracas con una de sus recientes obras. Siempre con el caballo como un símbolo de admiración y respeto.

Otro señor de la pintura, de la intelectualidad como sin duda es Peran Ermini, lo define así:

“Mientras más a fondo se mete uno en el mundo del  arte, más difícil se nos hace entender los mecanismos y las claves secretas del mercado artístico. Los misterios del  éxito y del prestigio. Porque no son pocos los pintores que parecen fabricar sus cuadros en serie, como chorizos, sin ningún esfuerzo creativo, repit iendo recetas demasiado vistas,  sin ninguna novedad y sin nada personal que los distinga, sin embargo venden todo lo q ue hacen y a precios altísimos, a veces en dólares. Otros artistas, minuciosamente, se esfuerzan en pintar con la imaginación y la técnica que han cultivado por toda una vida, marcando así la diferencia con una obra más personal y creativa.  David Acosta Tovar… todo un veterano en la materia, que pasó muchísimos años recorriendo Europa, viviendo de su pintura sin recibir becas ni ayuda de nadie, ensayanado y experimentando logros con toda clase de técnicas, materiales y procedimientos, maneras de componer y combinar imágenes, siempre con la mayor capacidad e imaginación posibles. Su obra actual, más tranquila, depurada y madura, nos muestra su propio universo pictórico y técnico, entre el color y transparencias, como una antología de dos mundos”.

En la actualidad la obra de David Acosta Tovar es el resultado de un proceso de indagación en el que ha logrado sintetizar lo mejor del arte europeo y venezolano.

 

RAFAEL FUENTES JR.

Comments

comments

You May Also Like

Deja tu comentario

Translate »